Casmar incorpora FirePro a su catálogo de soluciones, un sistemas de extinción de incendios que emplea la última generación de compuestos de aerosoles condensados compuesto principalmente de sales de potasio y sin ningún material pirotécnico.

Los productos FirePro están certificados y son aptos para su instalación como así figura en el RIPCI de 2017. Todos los generadores se fabrican bajo estrictos estándares y requisitos internacionales de calidad y gestión medioambiental.

Tras la activación del generador, el compuesto en forma de aerosol se expande de forma muy rápida, asemejándose a un gas y ocupando todo el volumen correspondiente al riesgo de extinción, siendo muy eficiente y efectivo.

Los generadores FirePro se fabrican con una vida útil certificada de 15 años, son amigables con el medio ambiente y los ecosistemas, no son tóxicos, sin potencial de agotamiento del ozono y no contribuyen al calentamiento global.

A diferencia de otros agentes gaseosos, el efecto de inundación total se alcanza sin aumentar la presión en el área/volumen protegido del riesgo de extinción. Dicha extinción se consigue mediante la interrupción de la reacción química en cadena que produce la llama y no por el desplazamiento del oxígeno y/o por enfriamiento como sugiere el triángulo del fuego tradicional. Siendo por tanto totalmente inocuo para las personas.

La tecnología de extinción de incendios de aerosol condensado de FirePro es adecuada para fuegos de las clases A, B, C y F (según la clasificación de la norma EN2) y A, B y C (según la clasificación de la norma NFPA10).