Casmar incorpora a su portfolio, un innovador producto de la compañía Detex. Se trata de un sistema patentado de extracción y filtrado de aire sin conductos.

El equipo consiste en un detector autónomo que al activarse inicia la absorción del aire a una velocidad de 420 m3/hora, filtrando los gases producidos por el incendio y devolviendo el aire filtrado y limpio al ambiente.

La idea no es aspirar todo el humo proveniente de un incendio, ya que sería materialmente imposible, pero si que el equipo permite crear recorridos de evacuación más limpios o salas de confinamiento donde se puedan refugiar los ocupantes de un edificio.

Este producto está pensado para lugares de pública concurrencia, como hoteles, oficinas, edificios públicos en general, museos, etc.

El equipo, por tanto, actúa previniendo las intoxicaciones por humo, haciendo el aire más respirable y aumentando la visibilidad ambiental.

Teniendo en cuenta que el 80% de muertes en un incendio son debidas a la inhalación de humo, Detex es el único detector capaz de salvar vidas. Sus características son:

-       Reduce en un 31% el dióxido de carbono

-       Reduce en un 6% el monóxido de carbono

-       Reduce la temperatura ambiente en un 30%

-       Aumenta la visibilidad

-       Es capaz de funcionar de forma autónoma durante 30 minutos incluso después de un corte de suministro eléctrico

-       Limita los daños permanentes causados por el hollín

Casmar se distingue por ofrecer a sus clientes soluciones de seguridad profesionales adecuadas a sus necesidades y proyectos, y este acuerdo reforzará su posicionamiento y liderazgo en el sector de la seguridad.