SPC PRO de DEA SECURITY es una completa gama de detectores de impacto anti-intrusión para interiores con certificación Grado 2 o 3 según modelo. Utiliza la exclusiva tecnología de detección y análisis DEA Sensor Fusion (DSF) para proteger aberturas contra intentos de robo. Según el modelo, los detectores SPC PRO se aplican sobre puertas, ventanas y claraboyas.

Los detectores SPC PRO captan los impactos y las vibraciones generadas por intentos de ataques ligeros, ruptura o perforación de la estructura protegida. Utilizan dos diferentes elementos sensibles: un probado transductor Piezoeléctrico y un acelerómetro con tecnología MEMS. Las señales recogidas por ambas fuentes se integran y se analizan mediante algoritmos de inteligencia adaptativa: estos algoritmos resaltan los puntos claves de ambas tecnologías para obtener una confiabilidad inigualable.

La gama actual comprende cuatro modelos de detectores: dos para aberturas (cada uno de los cuales disponible en la versión con y sin contacto magnético). Los detectores son del tipo individual, es decir no requieren de ninguna tarjeta analizadora separada.

Algunos de estos modelos están integrados en una App que permite configurar y ajustar los detectores utilizando una conexión WI-FI. Mediante dicha App es posible activar/desactivar los modos de análisis deseados (ruptura, impactos débiles, fuertes y continuos), ajustar el número de eventos necesarios a generar la alarma, ajustar el tiempo de memoria para el contador de eventos y ajustar la sensibilidad de detección. La App está diseñada con iconos explicativos que muestran en tiempo real los diferentes estados de alarma: prealarma, sabotaje, apertura, impactos débiles, impactos fuertes, vibraciones continuas y ruptura, mientras un gráfico de barra muestra en tiempo real la intensidad de las señales captadas por el detector.