DEA Sensor Fusion (DSF) es una tecnología de procesamiento de señales empleada en los sistemas de detección de intrusos de última generación de DEA. Su peculiaridad es que combina, en un solo detector, dos tipos diferentes de elementos sensibles: un transductor Piezoeléctrico y un acelerómetro MEMS.

Los datos adquiridos de las dos fuentes de señal se analizan mediante algoritmos de inteligencia adaptativa: estos algoritmos integran esta información, toman decisiones en tiempo real en base al conocimiento implementado en el firmware y en función de la percepción del entorno.

DSF va más allá de los límites de estas tecnologías únicas y, combinando sus beneficios clave, alcanza un nivel inigualable de confiabilidad.

Gracias a DSF, la nueva generación de detectores DEA son capaces de adaptarse a una mayor variedad de estructuras, materiales y condiciones de funcionamiento, manteniendo siempre el máximo rendimiento. Y todo ello sin actividades de calibración complejas y aburridas: en la mayoría de los casos será suficiente, durante la primera configuración del sistema, seleccionar el tipo de estructura a proteger.