Casmar incorpora en su catálogo una nueva gama de equipos de detección de llama para riesgos específicos.
Con el fin de conseguir soluciones de detección de incendios eficaces incluso en aquellos ambientes más complejos, Casmar aumenta su catálogo de detección de llama convencional, con la entrada de 9 detectores de llama para riesgos específicos.
Estos 9 detectores, son capaces de lograr una solución incluso en los entornos más complicados. Talentum, marca de referencia en el sector para la detección de llama, ha adaptado sus detectores de llama (doble infrarrojo, triple infrarrojo y combinado) para crear estas 9 referencias, que se distribuyen en las siguientes categorías:
- Detector de llama con carcasa de acero inoxidable, en las 3 tecnologías (doble infrarrojo, triple infrarrojo y combinado)
- Detector de llama con carcasa de acero inoxidable y cubierta a prueba de llamas, en las 3 tecnologías (doble infrarrojo, triple infrarrojo y combinado)
- Detector de llama para ambientes de alta temperatura (combinado)
- Detector de llama para ambientes de alta temperatura y cubierta a prueba de llamas, en 2 tecnologías (triple infrarrojo y combinado)

Los detectores de llama con carcasa de acero inoxidable (tanto normales como con cubierta a prueba de llamas) nacen para dar una solución en entornos donde la corrosión pueda suponer un grave problema y por tanto, el uso de los detectores de llama que actualmente figuran en catálogo no sea posible. También pueden usarse estos detectores en aquellos ambientes donde por culpa de algún proceso industrial concreto, no se puedan usar materiales como el zinc o el aluminio, presentes en las carcasas de las líneas de detección de llama habituales del fabricante Talentum.
Por otra banda, los detectores de llama para ambientes de alta temperatura, dan una solución ideal para aquellos entornos en los que una temperatura ambiente muy elevada hacía imposible el uso de los detectores de llama habituales. Lugares próximos a hornos, cadenas de montaje o conductos que trabajen a temperatura ambiente elevada, podrán ser vigilados por estos detectores que son capaces de trabajar a temperaturas constantes de hasta 85 grados centígrados y con puntas de hasta 125 grados centígrados.
Aprovechando esta incorporación, también aumenta la familia de accesorios con una novedad ciertamente importante: los nuevos accesorios para purgado de aire. Estos accesorios, permiten tener un sistema de aire comprimido en funcionamiento, con el fin de mantener la cubierta del detector totalmente limpia.
Este accesorio será de mucha utilidad para aquellas instalaciones donde la suciedad ambiental muy elevada (lugares como centros de reciclaje o harineras) pueda comprometer al excelente funcionamiento del detector.